CRL-LHK
  INFORMES REALIZADOS POR EL CONSEJO
Volver a Actividad consultiva
Informe del Consejo de Relaciones Laborales en relación con el proyecto de Decreto por el que se modifica parcialmente el Decreto 251/2006 de 12 de diciembre, por el que se regulan las condiciones y procedimiento de habilitación y organización para el ejercicio de la función de comprobación de las condiciones de seguridad y salud en las empresas y centros de trabajo por parte del personal técnico de Osalan – Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales
 

Informe del Consejo de Relaciones Laborales en relación con el proyecto de Decreto por el que se modifica parcialmente el Decreto 251/2006 de 12 de diciembre, por el que se regulan las condiciones y procedimiento de habilitación y organización para el ejercicio de la función de comprobación de las condiciones de seguridad y salud en las empresas y centros de trabajo por parte del personal técnico de Osalan – Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales

Antecedentes

Con fecha 9 de febrero de 2009 ha tenido entrada en este Consejo de Relaciones Laborales una petición de informe, cursada desde la Dirección de Estudios y Régimen Jurídico del Departamento de Justicia, Empleo y Seguridad Social y relativa al proyecto de Decreto por el que se modifica parcialmente el Decreto 251/2006 que es la norma que fija, en el ámbito de la CAPV, tanto las condiciones como el procedimiento de habilitación de personal técnico de Osalan para el ejercicio de funciones de colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en materia de prevención de riesgos laborales, de acuerdo con lo establecido por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales reformada en el año 2003.

Consideraciones generales

El Decreto 251/2006 es la norma autonómica que desarrolla en el ámbito de la Comunidad Autónoma del País Vasco el procedimiento de habilitación de personal técnico para el ejercicio de funciones de colaboración con la Inspección de Trabajo en materia de prevención.

Esta posibilidad fue introducida por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (en la redacción dada por la Ley 54/2003). A su vez, fue el Real Decreto 689/2005 el que asumió el desarrollo de la Ley en este aspecto; de una parte, estableciendo los requisitos mínimos que habrían de cumplir los funcionarios habilitados (artículo 59.2), y de otra, atribuyendo a las comunidades autónomas la determinación del procedimiento específico de habilitación en cada una de ellas.

En el ámbito de la CAPV el Decreto que estableció este procedimiento fue precisamente el 251/2006 que ahora se pretende reformar. El Consejo de Relaciones Laborales emitió en su día (8 de junio de 2006) informe preceptivo sobre tal norma. Como se desprende del referido informe, este Decreto reproducía los requisitos que, con carácter general, deben cumplir los funcionarios habilitados (aquellos que como condición mínima estableció el art. 59.2 del Real Decreto 689/2006) y añadía, en ejercicio de su competencia de organización, algún otro. Entre estos requisitos adicionales se encontraba el de acreditar, para poder optar a la habilitación, una experiencia mínima de dos años realizando funciones técnicas de prevención en Osalan. Es precisamente este requisito el que ahora se modifica, por las razones que se aducen en la exposición de motivos del texto que se ha remitido a este Consejo para informe.

Desde el punto de vista técnico-jurídico, y sin perjuicio de otras valoraciones en términos de oportunidad, este proyecto de Decreto no plantea ningún problema en la medida en que suprime un requisito que voluntariamente estableció el Decreto en vigor.

Síntesis de las aportaciones

Consideraciones del miembro de la Comisión de Informes designado por Confebask

En primer lugar reitera en las alegaciones manifestadas al actual Decreto 251/2006 que ahora se pretende modificar parcialmente. Así, consideraba inoportuna aquella aprobación por centrase en el desarrollo del requisito de habilitación de los funcionarios técnicos, en lugar de reforzar su contribución a la prevención de riesgos en las empresas con labores de asesoramiento, información y asistencia.

En segundo lugar, en relación a la nueva propuesta de Decreto, que básicamente consiste en suprimir uno de los requisitos, el de la experiencia de dos años en el desarrollo de funciones técnicas en materia de prevención de riesgos laborales en Osalan, manifiesta que su aprobación no resultaría apropiada por las siguientes razones:

  • La falta de experiencia repercutiría en la calidad y capacidad técnica del técnico habilitado.
  • Esta inexperiencia, unida a la disociación de sus funciones –potestad inspectora y actividad de asesoramiento- aumentaría la incertidumbre del entorno empresarial y dificultaría la colaboración entre empleadores y empleados para potenciar y mejorar los niveles de seguridad y salud en los centros de trabajo.

Finamente considera que este proyecto de Decreto debería haber sido tratado previamente en el Consejo General de Osalan.

Consideraciones del miembro designado por CC.OO.

Recuerda que ya puso de manifiesto en las alegaciones presentadas al proyecto de Decreto que ahora se pretende modificar, que existe una grave carencia de medios humanos por parte de Osalan y que ahora se desea solventar esta carencia con un pequeño parche. Sin embargo, el problema tiene muchos aspectos diferentes, por lo que se debería revisar todo el Decreto. En todo caso, reitera lo manifestado en aquellas alegaciones, que se resumen de la siguiente manera:

  • Manifiesta la imperiosa necesidad de un incremento de medios humanos y materiales en el conjunto de Osalan.
  • Recuerda, los problemas de envejecimiento y falta de OPEs de los últimos años en Osalan.
  • Advierte que el antecedente de este proyecto de Decreto es el acuerdo alcanzado en Madrid sobre la reforma del marco normativo de la prevención de riesgos laborales, precisamente como una solución la falta de medios humanos para las labores de inspección. En consecuencia, y aunque considera también que el modelo por el que se optó no es necesariamente el mejor, acepta el sistema de habilitación en cuanto tal, aunque entiende, con relación al proyecto de Decreto que se ha remitido a informe del Consejo, que hay cuestiones concretas que deberían modificarse, cuales son:
    • La habilitación, prevista para un periodo inicial de dos años y renovable a instancias del propio funcionario habilitado, debería tener mayor continuidad, para lo que podría establecerse al menos un sistema de prórroga automática.
    • El sistema de habilitación, tal y como está previsto, tiene un carácter excesivamente discrecional. Debería ser modificado, en consecuencia, por otro de carácter más reglado que ofrezca mayores garantías.
    • El régimen general de jornada y horario no debe estar basado en la flexibilidad sino en la estabilidad, sin perjuicio de las adaptaciones que procedan.

Finamente manifiesta que desde CC.OO. se entiende que el CRL no debería emitir informe sobre este proyecto de Decreto hasta que no haya sido debatido y discutido previamente en el Consejo General de Osalan.

Consideraciones del miembro designado por el sindicato LAB

En primer lugar reitera las alegaciones realizadas con relación al actual Decreto 251/2006 que ahora se pretende modificar, en el siguiente sentido: es necesario que se lleve a cabo una transferencia plena de la Inspección de Trabajo, superando el marco actual de doble dependencia: funcional de la Administración autonómica y orgánica de la Administración central.

Desde esa perspectiva, se reivindica una inspección propia dotada de medios y recursos suficientes para abordar de manera efectiva las funciones de vigilancia y control del cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos y de propuesta de sanción en caso de incumplimiento. Y se rechaza, por tanto, el modelo subordinado que resulta del Decreto, basado en funcionarios colaboradores y dependientes de una Inspección de Trabajo no transferida. Asimismo, manifiesta que debería producirse un incremento real de medios materiales y personales que contribuya a mejorar de forma real los niveles actuales de seguridad y salud laboral.

Y en segundo lugar, considera que este proyecto de Decreto debería haber sido tratado en el Consejo General de Osalan.

Consideraciones del miembro designado por UGT de Euskadi

En primer lugar reitera las consideraciones efectuadas con ocasión del Decreto 251/2006, que se resumen a continuación.

Aunque el sistema de habilitación no sea el mejor y sin perjuicio de la conveniencia de transferir de forma plena la Inspección de Trabajo e incrementar también los medios materiales y humanos, la magnitud del problema de la siniestralidad laboral exige actuar con todos los recursos disponibles en cada momento, por lo que está a favor de la decisión de habilitar al personal técnico para colaborar en las tareas de vigilancia y control, incluidas las sancionatorias.

En lo que se refiere al modelo concreto que se establece en aquel Decreto, sus alegaciones se centran en cuatro aspectos:

  • La naturaleza temporal de la habilitación (dos años, prorrogables por períodos anuales a instancias del funcionario habilitado). Manifiesta que el sistema por el que se opta es, en su opinión, contraproducente para la naturaleza de las funciones asignadas y la condición de autoridad del funcionario habilitado.
  • El sistema de concesión de la habilitación, en relación al cual entiende que la concesión de la habilitación debería ser reglada y no discrecional, de acuerdo con criterios de mérito y capacidad y en el régimen de prórroga que, en su opinión, habría de ser automática, salvo revocación motivada por causa legal, lo que paliaría los inconvenientes del carácter temporal de la habilitación.
  • El sistema de revocación y suspensión de la habilitación que, siendo materialmente una sanción, debería sujetarse a un listado exhaustivo de causas, y reconocerse además expresamente al funcionario la posibilidad de impugnación en todo caso. Se completa esta alegación con la petición expresa de supresión de la “cláusula de cierre”, que permite la renovación motivada sin causa.
  • El régimen de jornada y horario, respecto al cual considera que no debe estar basado en la flexibilidad sino en la estabilidad, sin perjuicio de las adaptaciones que proceda realizar en función de las necesidades del servicio.

Y en segundo lugar, considera que este proyecto de Decreto debería haber sido tratado en el Consejo General de Osalan.

 

En consecuencia, en la reunión celebrada el día 17 de febrero de 2009, se aprueba emitir el siguiente

Informe

Los miembros de la Comisión de Informes, reiteran las alegaciones que realizaron en su día individualmente respecto al Decreto 251/2006, que han quedado reflejadas en los párrafos anteriores, y añaden las que se refieren específicamente a este proyecto de Decreto y han quedado reflejadas en el apartado de síntesis. Además consideran unánimemente que este proyecto de Decreto debería haber sido tratado previamente en el Consejo General de Osalan, aunque una vez realizado ese debate debería también ser trasladado a este Consejo de Relaciones Laborales, para la emisión del informe preceptivo en ejercicio de la funciones consultivas que le atribuye su ley reguladora.

Bilbao, 19 de febrero de 2009