EuskoSare > Genealogía vasca y familias > Testimonios de Reencuentro > Primer reencuentro familiar presencial conseguido por EuskoSare
2006-02-21 16:45
Última modificación: 2008-02-21 12:51
Bibiana muestra a Rosa Luz objetos antiguos que ha heredado de la familia López y cuenta la historia que hay tras ellos.

Primer reencuentro familiar presencial conseguido por EuskoSare

La navarra Rosa Luz López se han reencontrado en Buenos Aires con su prima segunda, Bibiana del Bruto López, gracias al programa de Reencuentro Familiar de EuskoSare. Las familias habían perdido el contacto cuando Luis, abuelo de Bibiana, emigró a América. Sumamente emocionadas de haberse conocido, Rosa Luz y Bibiana aseguran que esto solo es el comienzo de un camino que reunirá de nuevo a ambas familias.

Rosa Luz llegó a Buenos Aires en el marco de un viaje de turismo que había planeado aún antes de saber que parte de su familia la estaba buscando. Cuando se anotició que una descendiente de un hermano de su abuelo Vicente estaba intentado contactarse con parte de la familia que estaba en Navarra, pensó que la mejor oportunidad de conocerse era durante su estadía en Buenos Aires, Argentina.

Claro que antes de eso ya hubo entre ambas una comunicación fluida por mail desde Navarra a Argentina y viceversa.

Bibiana, hablado con EuskoSare, cuenta que cuando Rosa Luz le envió por mail las primeras fotografías se quedó anonadada. Quienes veía en las imágenes “eran muy, muy parecidos a mi hija. Y yo siempre había creído que ella se parecía a la familia del padre”. Agrega que si bien ya había hecho otras búsquedas para conocer mejor sus raíces, estas habían estado volcadas la rama de la familia de su padre, italianos. Cuando envió un pedido de búsqueda al Programa de Reencuentro Familiar de EuskoSare nunca pensó que tendría tal sorpresa, “esto ha sido una revolución en mi vida”.

Rosa Luz fue la primera integrante de la familia López en enterarse que descendientes de Argentina de su tío abuelo, que había emigrado a América muchos años atrás, estaban intentando volver a establecer el vínculo con Navarra. Rosa Luz cuenta a EuskoSare que la familia le decía “fíjate, te han llamado a ti para avisarte, esto ha sido el destino, justamente ahora que estás por viajar a Argentina”.

Después de recorrer los glaciares del sur argentino y las cataratas con su clima tropical y húmedo Rosa Luz llegó a Buenos Aires donde Bibiana la esperaba con impaciencia. El reencuentro fue emotivo. Bibiana le repetía insistentemente: “tengo tanto para contarte que las horas no alcanzarán”.

Bibiana es socióloga y docente de la Universidad de Buenos Aires especializada en investigación cualitativa. Tiene solo una hija y una nieta. Rosa es docente jubilada de nivel inicial, tiene solo un hijo y es viuda.

En torno a una mesa carga de fotografías antiguas se sentaron a charlar. Entre anécdotas, fechas, lugares, caras y deducciones fueron armando el rompecabezas familiar.

Descubrieron entre risas y asombros que conocían los mismos mitos familiares, lo que las llevó a pensar que probablemente más que mitos hayan sido historias ciertas; historias secretas, de esas que pasan de padres a hijos y de hijos a nietos a través de los relatos orales.

Ambas se han comprometido a seguir investigando para encontrar los eslabones que faltan. Rosa Luz partió a Navarra con un sinfín de fotos con la esperanza que su madre pueda reconocer alguno de aquellos rostros retratados en color sepia.

Al despedirse con un fuerte abrazo y con deseos de volver a verse pronto, Rosa ha dicho a Bibiana: “que el próximo encuentro sea en Navarra”.


Calificar:
http://www.euskosare.org/identitatea/sustraien_bila_egitasmoko/primer_reencuentro_presencial/eks_article_view