EuskoSare > Généalogie basque et famille > Témoignages de rencontre > Guillermo José Florencio Huarte: “Si bien siempre tuve la esperanza de este encuentro, realmente mi emoción y sorpresa fue grande”.
Nerea Pikabea
Saint Sébastien, Euskal Herria.
2006-04-28 20:56
  • Euskara
  • Castellano
  • Français
  • English
Actions sur le document
Sentada a la izquierda la abuela de Guillermo Huarte, Cesárea Arnaiz Alzúa. Fecha aproximada de la foto: 1920-30. Fuente de la imagen: Guillermo Huarte.

Guillermo José Florencio Huarte: “Si bien siempre tuve la esperanza de este encuentro, realmente mi emoción y sorpresa fue grande”.

Guillermo Huarte es argentino, de la localidad Campana en la provincia de Buenos Aires, pero sus raíces están en Euskal Herria. No puede esconder su agradecimiento por la labor de investigación que se ha hecho en la búsqueda de sus raíces vascas. Todo ello ha sido posible gracias al programa de Reencuentro Familiar de EuskoSare. El 2006 ha sido un año gratificante para Guillermo, ya que tras varios años de intentos fallidos de búsqueda de raíces, EuskoSare ha encontrado a su familia en Abárzuza, Navarra, recuperando así el vínculo familiar perdido años atrás.

La abuela de Guillermo Huarte Cesárea Arnaiz Alzúa, natural de la localidad navarra de Abárzuza, decidió a finales del siglo XIX emprender el viaje hacia las tierras de Argentina. Mientras tanto, quedó en Euskal Herria su familia; entre ellos se encontraba su primo Román Sanz Altuna. Los familiares que se han encontrado ahora, a través del programa de Reencuentro Familiar, en Navarra son nietos de Román; siguiendo la tradición familiar mantienen su residencia en Abárzuza.

He aquí el testimonio escrito por el mismo Guillermo Huarte desde Argentina para EuskoSare:

“Por alguna razón, que no alcanzo a comprender totalmente, desde hace unos cuantos años estoy pensando y necesitando encontrar familiares de mis abuelos que han seguido con su vida en España. Digo esto, porque creo que mi caso es distinto al común de las familias que intentan un reencuentro familiar. En pocas palabras: por distintas razones no fui expuesto a un importante ambiente familiar -y menos Vasco- por mis padres, ya que mis padres fallecieron siendo yo muy joven . Recuerdo así una familia muy unida alrededor a mi abuela, Cesárea Arnaiz Alzúa, a quien conocí cuando tenía unos diez años; todavía, hoy con 60 años, la recuerdo.

Por otra parte mi "posición" generacional es de una generación atrasada, ya que mis padres se casaron ya mayores y los hijos de mis primos tienen mi edad o son mayores.
Esta necesidad aparece ya hace unos años cuando me doy cuenta de que la historia de la familia se estaba perdiendo con una Tía -Emilia Huarte- quien en ese momento contaba con aproximadamente 90 años. Entonces, le pedí a ella que me escribiera todo lo que recordara de sus padres, hermanos, y abuelos. El resultado fueron cuatro páginas escritas a mano, donde resume también un viaje de ella al País Vasco; dice que allí conoció a familiares por mi abuelo paterno -Huarte, Reta- pero no pudo encontrar familiares por mi abuela paterna -Arnaiz, Alzua-.

Con esa información, hice varios intentos a través de Internet con las localidades donde sabía habían nacido, fundamentalmente con el Pueblo de Huarte, pero sinobtener resultados positivos.

Hace unos años, leí un artículo en el Diario Argentino La Nación, sobre la actividad y resultados de una Organización Vasca "Reencuentro Familiar" y me apuré a contactarlos enviándoles toda la información que disponía. Realicé algunos contactos por mail con Jon Bustillo para aclaraciones y pasaron algunos meses hasta que un día de febrero de 2006 recibí una llamada de Jon Bustillo quien me hizo saber que habían logrado armar un árbol genealógico por parte de mi abuela paterna y contactar a familiares. Si bien siempre tuve la esperanza de este encuentro, realmente mi emoción y sorpresa fue grande, y en ese momento solo pude agradecerle a Jon el fabuloso trabajo que habían realizado!

Ahora, en este punto vuelvo a pensar y a preguntarme: ¿por qué esta necesidad? ¿por qué esta emoción por contactar a gente que está a kilómetros de distancia, que tal vez no conozca nunca? ¿que tal vez inoportune y sorprenda su vida? La respuesta la pienso, pero no me atrevo a decir muy alto: será ¿cuestión de sangre, de búsqueda de raíces, de identidad?

Finalmente mi mas sentido agradecimiento a Jon Bustillo y a toda la Organización del programa de Reencuentro Familiar por el inmenso y profesional trabajo que realizaron”.

Un abrazo,
Guillermo José Florencio Huarte

Campana , 22 de Febrero de 2006.






Qualifier :
http://www.euskosare.org/identitatea/sustraien_bila_egitasmoko/guillermo_huarte_testimonio/eks_article_view