Usted está aquí: Inicio En el recuerdo Andoni Santamaría Ilundain
Acciones de Documento

Andoni Santamaría Ilundain

02/06/2008

Iruñea-Pamplona
[Desde Buenos Aires, Norma Ríos recuerda a Andoni Santamaría al haberse cumplido el pasado 23 de mayo el primer aniversario de su fallecimiento en Iruña-Pamplona (foto Diario de Noticias: Andoni es el del medio de quienes están sentados)]

Simplemente quiero evocar en un recuerdo, a una persona que tuve la ocasión de ver tan sólo dos veces en su visita por Buenos Aires, y con el cual compartí una serie de mails durante poco tiempo.

Si bien no tuve el placer de conocerlo más, en ese corto tiempo de nuestro intercambio de correspondencia, percibí su preocupación en brindarme ayuda en todo lo que yo requería sobre Euskal Herria, en especial Nafarroa e Iparralde, muy dispuesto a tender la mano a todo aquél que lo necesitara, su amor por transmitir lo vasco y llevar su conocimiento euskaldun a todos los ámbitos.

Recuerdo aquella noche, del 16 de Septiembre del 2006, en que lo conocí y que junto a amigos tuvimos el gusto de una buena charla tomando un café en la Avenida de Mayo, y luego, en una visita que nos hizo al Centro Vasco Francés de Buenos Aires.

Sus ansias de trabajar por la cultura vasca, el espíritu juvenil que lo acompañaba, creo que fue lo que más me impactó, pues en él no se reflejaba la edad, su gran vitalidad, su mente lúcida no hacían notar sus setenta y pico de años.

Creo que la muerte lo sorprendió haciendo un montón de cosas y con muchos proyectos por realizar.

Quiero destacar su personalidad simple, amable, de lucha que impactó sobre mi persona y que ha hecho que al cumplirse este primer año de su partida, lo tenga muy presente en el pensamiento y en el afecto. Un trabajador incansable que merece ser recordado siempre por su gran amor a Euskal Herria.

Andoni era de esas personas que no nos dejan, pues está en cada obra que hizo, en su ejemplo, en su humildad. Era de esos seres que tenían un brillo muy especial, una luz propia, porque sin conocerlo se lo podía sentir como una muy buena persona. Eso es lo que dejó en mí.

Sigue y seguirá estando siempre presente, porque así debe ser el recuerdo con quien hizo tanto por Euskal Herria.

Norma B. Ríos
Buenos Aires, República Argentina
[sobre Santamaría, ver aquí]