Usted está aquí: Inicio Noticias Primera piedra ayer en Donostia del 'Basque Culinary Center', que aspira a convertirse en referente mundial

Primera piedra ayer en Donostia del 'Basque Culinary Center', que aspira a convertirse en referente mundial

10/12/2009

Ayer se puso en Donostia-San Sebastián la primera piedra de esta Facultad de Ciencias Gastronómicas, un proyecto que supone una inversión de 17 millones de euros. Es la primera del Estado español e incluye un centro de investigación e innovación. Asistieron la ministra española de Ciencia e Innovación, la donostiarra Cristina Garmendia, acompañada de la consejera vasca de Educación, Isabel Celáa, el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, y el rector de la Universidad de Mondragón, Josu Zabala. Protagonizaron también el acto los cocineros Juan Mari Arzak, Pedro Subijana, Martín Berasategui, Hilario Arbelaitz y Karlos Argiñano, entre otros. El BCC entrará en funcionamiento en 2011. Crónica de Mitxel Ezquiaga publicada hoy en El Diario Vasco.

Mitxel Ezquiaga/Donostia-San Seabastián. Fue una primera piedra distinta. En su interior, junto a los elementos habituales, como el periódico del día, se colocó una espumadera, como símbolo del proyecto que echa a andar. El Basque Culinary Center ha puesto ya a calentar sus fogones y será una realidad en 2011.

La prueba estaba ayer en el terreno del parque teconológico de Miramón, en San Sebastián: mientras en una carpa tenía lugar el acto oficial con autoridades y cocineros, muy cerca las excavadoras removían ya las tierras del solar donde se levantará esta universidad gastronómica, única en España, que nace con vocación de ser «referente mundial en su campo», según coincidieron ayer políticos y chefs.

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, presidió el acto «con el orgullo de haber impulsado» un proyecto que «es un ejemplo del cambio de modelo productivo, porque significa la introducción de la innovación y la creatividad en un sector tradicional». En opinión de la ministra, «los cocineros españoles, y particularmente los vascos, han demostrado que una actividad tradicional puede ser a la vez innovadora, creativa e internacionalmente competitiva».

La aportación del Ministerio asciende a siete millones; la del Gobierno vasco supera los tres millones, la Diputacón pone un millón y el Ayuntamiento cede los terrenos. «Hace exactamente un año este proyecto estuvo a punto de naufragar por falta de recursos económicos», rememoró el alcalde, Odón Elorza. Pero la aportación del Ministerio y la apuesta del propio Ayuntamiento desbloquearon una iniciativa que se ha materializado en tiempo récord,tal como subrayó el rector de Modragon Unibertsitatea y presidente del BCC, Iosu Zabala.

Pero más allá de liderazgos institucionales, la personalidad del BCC viene dada por la implicación directa de los cocineros. Y toda la profesión vasca, desde los clásicos (los Arzak, Subijana, Arguiñano, Arbelaitz, Berasategui, Aduriz o Castillo) hasta los más jóvenes, estuvieron ayer en Miramón para acompañar la puesta de larga del proyecto.

(publicado el 10-12-2009 en El Diario Vasco)

Añadir comentario

Puede añadir un comentario rellenando el formulario

(Requerido)
Por favor escriba su nombre.
(Obligatorio)
(Obligatorio)
(Obligatorio)
Escriba el texto que aparece a continuacion para evitar los spams
Primera piedra ayer en Donostia del 'Basque Culinary Center', que aspira a convertirse en referente mundial

Momento de poner la primera piedra (EPAren argazkia)