Usted está aquí: Inicio Noticias Dos mil comensales de 200 países se alimentan esta semana a base a comida vasca en el Palacio de la ONU

Dos mil comensales de 200 países se alimentan esta semana a base a comida vasca en el Palacio de la ONU

09/05/2006

En la Cocina Principal de Naciones Unidas, los chefs y sus ayudantes preparaban el martes, como cada mañana, la comida para casi 400 empleados y miembros de las delegaciones de todo el mundo. La diferencia con respecto a otros días es que los fogones de la ONU están ocupados desde el lunes por siete chefs vizcaínos que preparan por unos días para sus comensales multinacionales algunos de los platos más característicos de la cocina tradicional vasca, en una operación de promoción culinaria y turística impulsada desde el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación Foral de Bizkaia.

Durante toda esta semana unos 2.000 comensales de 200 países diferentes podrán disfrutar de recetas de la cocina tradicional vasca como merluza a la vizcaína, txipirones, marmitako de bonito o alubias de Gernika y postres como intxaursalsa, compota, manzanas asadas y arroz con leche. Y es que hasta el viernes se celebra la semana gastronómica organizada por el ayuntamiento de Bilbao y la Diputación de Bizkaia para promocionar la cultura y la oferta turística de la capital vizcaína en pleno corazón de Nueva York.

El diputado de Administración Pública de la Diputación Foral, Iñaki Hidalgo explicó a Radio Euskadi que el objetivo de esta vista era “presentar la gastronomía, no de una forma generalista como se hace en las ferias con mucho público, sino en un lugar donde hay creadores de opinión, personas de renombre internacional en cada uno de sus países a las que, cuando les pregunten por una gastronomía o por un lugar de turismo o un sitio a donde viajar, se acuerdarán de que han comido extraordinariamente bien con los cocineros de Bilbao”.

Siete jóvenes chefs vizcainos

De la misma opinión era el concejal delegado del Área de Empleo y Promoción Económica del ayuntamiento bilbaíno, Ricard Barkala, quien dijo que pretenden aprovechar un activo como la gastronomía para penetrar y darse a conocer en la capital del mundo. Barkala indicó que han aprovechado además su presencia en Nueva York para “establecer contactos con los responsables del desarrollo de la Zona Cero para conocer de primera mano qué herramientas y qué tipo de fórmulas están utilizando para recuperar y poner en marcha toda la Zona Cero, algo muy costoso”. [En la fotografía de la izquierda, aspecto de la entrada al buffet de la ONU, con el cartel que da cuenta de la iniciativa culinaria de la ciudad de Bilbao (foto eeny.org)]

La delegación de embajadores de la cocina vasca desplazada desde el viernes de la semana pasada a Nueva York está formada por los chefs Aitor Basabe del restaurante Arbola-Gaña de Bilbao; Aitor Elizegi , del Gaminiz, de Zamudio; José Miguel Olazabalaga, del restaurante Aizian, del hotel Sheraton Bilbao; Isidro Arribas del Andra Mari de Galdakao; Sabin Arana, del Jolastoky de Getxo; Eder Montero del restaurante neoyorquino Tía Pol, y Josean Martinez Alija del restaurante del Museo Guggenheim Bilbao.

Una recepción muy positiva

Según este último, los comensales se van encantados. “La gente disfruta un montón porque hacemos platos muy ricos que son muy habituales al otro lado del charco, pero que es complicado comerlos a este lado; la recepción está siendo positiva, muy positiva”, dijo el chef del restaurante del museo bilbaíno. [En la fotografía, un aspecto del comedor de la ONU]

Esa era la opinión generalizada de los delegados y sus invitados que comentaban que éste es el mejor buffet que han tenido en el comedor de la ONU. Una mujer, que reside en la Gran Manzana, dijo a Radio Euskadi que había acudido para degustar la comida de Bilbao ya que van a ir al País Vasco este verano y pensó que no tendría una oportunidadd mejor de probar su gastronomía antes de ir allí.

40 variedades de vinos y txakolíes

Martinez de Alija afirma que “si bien en el restaurante del Guggenheim hacemos algo completamente elitista, aquí en Naciones Unidas estamos dando de comer a gente muy elitista, lo hacemos de forma más informal, tipo buffet, aunque con las recetas que nos caracterizan a todos, propias de nuestra cocina”. [En la imagen del texto, dando los últimos toques un plato antes de servirlo]

Los asistentes pueden disfrutar además en sus mesas, decoradas con una pequeña ikurriña, de casi 40 variedades de txakoli blanco y tinto y de Riojas alaveses.

Bilbao, primera ciudad del mundo en la ONU

Bilbao se ha convertido en la primera ciudad del mundo que organiza un festival gastronómico en la sede central de la ONU, una actividad llevada a cabo hasta ahora sólo por países o regiones de Austria, Francia, Italia, Irán, Islandia, Malasia, Marruecos, Perú, Portugal o Turquía.

Esta noche los cocineros vascos darán de cenar en Rockefeller Center a tour operadores y agencias de viajes y mañana en la cocina del comedor de delegados de la ONU, ofreceran una cena a los críticos gastronómicos de los medios mas importantes del país, entre ellos los del diario ‘The New York Times’, ‘Gourmet Magazine’, la guía ‘Condé Nast Traveller’ o la prestigiosa Guía Zagat.

(publicado el 10-05-2006 en eeny.org)


Enlaces relacionados

Página web de noticias del Centro Vasco de Nueva York
www.eeny.org

Siete cocineros bizkaitarras a la conquista de la Gran Manzana
Publicado en euskalkultura.com el 9 de mayo de 2006

Excelente acogida a los bertsolaris vascoamericanos del Oeste en NY
Publicado en euskalkultura.com el 5 de mayo de 2006

Bertsolaris vascos en el People's Poetry Gathering de Nueva York
Publicado en euskalkultura.com el 5 de mayo de 2006
Añadir comentario

Puede añadir un comentario rellenando el formulario

(Requerido)
Por favor escriba su nombre.
(Obligatorio)
(Obligatorio)
(Obligatorio)
Escriba el texto que aparece a continuacion para evitar los spams
Dos mil comensales de 200 países se alimentan esta semana a base a comida vasca en el Palacio de la ONU

Aspecto del comedor de la ONU. Cada mesa lleva nota del menú vasco, con más de 40 variedades de vino, una ikurriña y un clavel (foto eeny.org)