El Remo

El Remo

En el País Vasco la tradición del remo proviene de los pescadores, que tenían que remar más rápido que las demás tripulaciones para así llegar los primeros a la venta del pescado y obtener los mejores precios. En aquellas, las primeras regatas, los participantes estaban constituidos por distintas cuadrillas de pescadores que remaban con los mismos botes con los que salían a faenar.

Las primeras regatas o competiciones oficiales entre traineras se remontan al siglo XIX. Por ejemplo, la regata más importante, la Bandera de la Concha, se disputó por vez primera el 3 de agosto de 1865 y fue ganada por la cofradía de pescadores de Ondarroa. A partir de la edición de 1951 se permitió la participación de hombres que no fueran pescadores. Estar empadronado en el pueblo de la cofradía a la que se representaba era requisito suficiente.

Un hecho curioso se produjo durante la primera década y media del siglo XX cuando el Ayuntamiento de San Sebastián, a pesar de que hasta entonces las regatas eran parte del programa de actos veraniegos, consideró el remo como un deporte rudo y no digno de mostrarse a los veraneantes. En su lugar se programaron regatas de veleros. Después de volver a disputarse, La Concha ha venido celebrándose ininterrumpidamente hasta estos días, con la excepción de los años de la Guerra Civil.

El origen pesquero de la competición de regatas se encuentra presente hasta en el propio nombre de las embarcaciones, denominadas traineras, por ser los botes que pescaban con traína o traíña, una red de fondo especialmente apropiada para pescar sardina. Los traineras actuales han modificado muy poco su fisonomía respecto de las antiguas. Así como el deporte del remo ha ido evolucionando hacia la incorporación de mecanismos que permiten la movilidad del banco para aumentar la potencia de la remada, las traineras han mantenido el banco fijo y los remos de madera, con los que siguen realizando una maniobra característica denominada “ciaboga”. La ciaboga consiste en girar en redondo la trainera bogando avante los remos de una banda y al revés o hacia atrás los de la otra y clavando el remo de proa sobre el agua, creando así un punto de apoyo, mientras el patrón, en popa, palea el timón en sentido circular.

Entre los miembros de Udalarrantz existen varios municipios con una muy amplia historia remera. Así, la primera noticia que se tiene de una participación de Hondarribia da fe de una regata disputada en Baiona en 1862 y en la que Hondarribia resultó vencedora. La primera referencia oficial escrita de la participación de una trainera de Orio, se remonta al año 1879 en las Regatas de la Concha de San Sebastián.

En la actualidad, las regatas de traineras son un espectáculo que genera una gran expectación (hasta 100.000 espectadores). Se celebran en los meses veraniegos (entre julio y septiembre), cuando en el marco de la principal competición (la liga de la Asociación de Clubes de Traineras) compiten remeros de todo el cantábrico (Euskadi, Cantabria y Galicia). Para mayor información sobre el calendario y los lugares de celebración de las regatas, es recomendable consultar www.ligaact.com.


Udalarrantz - Red de municipios pesqueros del País Vasco