VÍDEOS de la tamborrada infantil



Tamborrada infantil

El muelle fue el punto de salida de la Tamborrada infantil en 1961. :: FOTOTECA KUTXA



50 años de alegrías en la Tamborrada infantil

La Tamborrada Infantil celebra este 2011 sus bodas de oro, motivo por el cual el ayuntamiento de San Sebastián ha publicado un libro que recorre el pasado y presente de este acto, así como otros aspectos del mismo

Noelia Jiménez | 19.01.2011


La fiesta de San Sebastián es, sin duda, el día más especial para los habitantes de la capital guipuzcoana. Más aún para aquellos que, cada 20 de enero, hacen resonar por todas las calles de Donostia las marchas que el maestro Sarriegui compuso para el día grande de la ciudad. Niños y mayores tienen la oportunidad de disfrutar de ella, sin embargo, el desfile de los más pequeños de la casa no es tan antiguo como el de la propia Tamborrada de adultos, cuya tradición se remonta a 1836, tal y como asegura el antropólogo Vicente Turner en el libro de Felix Maraña ‘Rataplán’ (Zum Edizioak, 2004).

Y es que esa hermosa Tamborrada Infantil que cada 20 de enero, a las 12 del mediodía encoge el corazón de más de un donostiarra y guipuzcoano hace tan sólo 50 años (1961) que comenzó a sonar por las calles de la capital guipuzcoana. Si bien no hay que olvidar que los primeros niños que comenzaron a interpretar las marchas de San Sebastián fueron los de la sociedad Euskal Billera, en el año 1927, tal y como relata Felix Maraña en su libro: ‘El 20 de enero de 1927 comparece ante los donostiarras la primera Tamborrada Infantil […] se debe, en primer término a la sociedad Euskal Billera, y a quien fue su principal promotor y hacedor, Mauricio Etxaniz’.

Con motivo de estas bodas de oro, el ayuntamiento de Donostia ha publicado un libro-homenaje en el que se realiza un recorrido por la historia de la tamborrada, se recogen algunos testimonios, fotos antiguas y actuales de las compañías de la Tamborrada Infantil. En definitiva y tal y como cita el propio alcalde, Odón Elorza, «una tradición que llama a los sentimientos de paz y de concordia ciudadana».

Y es que interpretar las marchas de Sarriegui es todo un honor y un día de felicidad y fraternidad para los miles de donostiarras que las interpretan y para aquellos que viven el día grande de la capital guipuzcoana.

Un libro escrito por Asier y Javier Sada bajo el nombre ’50 años en compañía. Recuerdos de la Tamborrada Infantil de San Sebastián 1961-2011’ y en el que, a través de sus 184 páginas el lector podrá sentir de lleno la fiesta, su historia y color.

Un poco de historia de la Tamborrada

Mañana, día 20 de enero, serán 5.000 los niños que interpreten las marchas de Sarriegui, tutelados, cada uno de ellos, por el Tambor Mayor de su compañía. Una tradición que ha ido creciendo con los años, puesto que si bien en la actualidad son 32 las compañías que participan en ella, en el año 1961 (fecha del comienzo de la Tamborrada Infantil tal y como hoy la conocemos) fueron 5 los centros escolares que se personaron delante del Consistorio donostiarra parar interpretar las marchas de Sarriegui. Estos colegios fueron, concretamente, La Salle, Sagrado Corazón, Escuelas Francesas (ahora ya desaparecidas) y Jesuitas.

El primer año que se celebró este hermoso acto infantil participaron unos 300 niños entre todos los centros, cuyas edades oscilaban entre los 8 y los 12 años. Por haber sido Euskal Billera la promotora de este evento, se decidió, tal y como indica Sada en su libro, que fuera la compañía la que abriera el desfile siguiendo el resto de las compañías según la antigüedad del centro. Así pues, el orden de esta primera Tamborrada Infantil fue el siguiente: Abanderados Euskal Billera; General y Ayudante; Marianistas (fundado en el año 1887); Escuelas francesas (1898); Sagrado Corazón (1904) y La Salle (1947). Les acompañaban, la Banda Militar de Música seguida de las compañías Escuelas de Almirante Oquendo y del Asilo Reina Victoria (Zorroaga). Cerrando la Tamborrada, San Ignacio (1929), que ya en aquella época llevaban los cañones y por ello desfilaban en última lugar.

La organización de esta tamborrada comenzó estando en manos del Centro de Atracción y Turismo de Donostia y en 2007 pasó a formar parte de las responsabilidades de Donostia Kultura, si bien cada centro escolar mantiene su propia independencia organizativa, teniendo como base común los Estatutos que orientan al conjunto de la fiesta.

Un espacio dedicado a todas las anécdotas de la Tamborrada

Como en cualquier acto que se precie, las anécdotas o historias curiosas se pueden contar por centenares, más aún cuando la actividad cuenta ya con muchas ediciones, como es el caso de la Tamborrada Infantil.

Y precisamente a las anécdotas, Asier y Javier Sada dedican una página en su libro sobre el cincuenta aniversario de la Tamborrada Infantil. Son numerosas las que se pueden citar, pero cabe mencionar algunas de ellas.

La primera, por ser la más antigua que se recuerda, es la que sucedió en 1964, año en el que cinco niños de la Compañía del Amor Misericordioso, junto a otros procedentes de Bizkaia, visitaron al Papa Pablo VI en el Vaticano e interpretaron ante él las marchas de ‘Iriyarena’ y ‘La Marcha de San Sebastián’.

En 1966 y con el fin de recaudar fondos para las compañías participantes, se colocaron tribunas de pago en la calle Hernani. Tres años más tarde, en 1969 y con motivo del estado de excepción, se suspendió la Tamborrada Infantil. Por último, también cabe mencionar la inauguración de la escultura en honor al maestro Sarriegui, en el año 1972.



Localiza la ruta de tu tamborrada


Deja tu opinión

¿Qué opinas sobre la fiesta? ¿Te parecen adecuados todos los actos programados? Da tu opinión sobre la Tamborrada.