Skip to content

Galletas de Lacasitos. Cocinar con niños el primer paso para que coman bien.

2013 marzo 12
por Ainara López

 

Mi pequeña Laia tiene 3 años y con ella estoy aprendiendo infinidad de cosas, lo nuestro es un aprendizaje en el que las dos ganamos mucho. Me gusta compartir mi tiempo con ella y si es en la cocina mejor que mejor. El día que me dijo que la comida del cole era mejor que la mía sabía que había que ponerle solución, ¿cómo podía ser eso? y sobre todo ¿Cómo hacer que cambie de opinión? Muy fácil, metiéndome con ella en la cocina. Se que muchos de vosotros no lo hacéis por miedo a que algo malo les ocurra, que se manchen o que alguna catástrofe pase. Ponedles un delantal y quitad de delante de ellos cualquier cuchillo, aceite caliente o similar y ya veréis que bien lo pasáis. Creo que uno de los pasos más importantes para que los peques coman bien es que sepan de dónde vienen las cosas, enseñarles que son las verduras y frutas y que ayuden a prepararlas seguro que les da fuerzas para probarlas.

Me gusta rodearme de niños, admiro su inocencia y maleabilidad, ese concepto de que son como esponjas es muy acertada. Ellos están abiertos a aprender todo lo que les queramos enseñar, lo bueno y lo malo. Mirándolos me doy cuenta de los pocos prejuicios que tienen, la falta de corrupción y de que en definitiva el ser humano en el inicio de nuestros días es simplemente bueno. Para nosotros ya es tarde pero en ellos podemos tener el futuro garantizado, no les acomplejemos ni les traslademos todos nuestros complejos y prejuicios, no les enseñemos todo lo que hace que este mundo sea corrupto, ellos son nuestra esperanza.

No tengo la receta para que nuestros pequeños salgan buenas personas pero si que hay unos básicos, como hacerles caso, hacerles que se sientan importantes (porque lo son) y quererlos mucho (que no malcriarlos). Para los que no sepáis cocinar y queréis que ellos si, una servidora empezará a dar unos cursos el mes de Abril para niños de 6 a 12 años, estoy encantada con este proyecto, rodearme de esos locos bajitos que tanto me gustan y encima para cocinar. A continuación os dejo el enlace para los que estéis interesados en apuntaros. La diversión y el aprendizaje están garantizados.

Cursos de cocina para niños con The Glutton Club. (enlace para apuntarse a los cursos)

 

GALLETAS DE LACASITOS

 

INGREDIENTES:

100 gr de mantequilla

120 gr de ázucar glas

1 huevo L

175 gr de harina normal

1 cucharilla de levadura Royal

1 vaina de vainilla (o una cucharilla de esencia)

Ralladura de 1/2 naranja

Lacasitos a porrillo

 

INSTRUCCIONES:

 

Empezaremos haciendo una crema con la mantequilla en punto pomada (1 hora fuera del frigo), el azucar glas, la ralladura de naranja y lo que habremos sacado del interior de la vaina de vainilla. Cuando tengamos una crema bien mezclada añadiremos el huevo para acontinuación añadir la harina. Dejaremos reposar la masa media hora en el frigorífico.

A continuación haremos bolitas pequeñas dejando bastante espacio entre unas  otras y poniendo 4 lacasitos por galleta bien juntos (se separarán dn el horno). Las hornearemos a 180 grados durante 10 minutos. Sacaremos y dejaremos enfriar sobre una rejilla.

¡A disfrutar!  On egin!

Tarta de chocolate amargo. Receta para San Valentín.

2013 febrero 14
por Ainara López

Esta receta puede es apta para todos los públicos, ya sean de los que les gusta San Valentín como al los que no. Además esta muy bien porque engloba un todo, alegra a los que se sienten felices y lo celebran, ayuda a los que les entristece un día así y gustará también a los que pasan de este tipo de cosas.

Si pienso en San Valentín me vienen varias imágenes a la cabeza, rosas y chocolate es para mi las mas significativas. Como sé que éste es una año duro os animo a que agasajeis a las personas que quereis con algo hecho por vosotros mismos. Además hoy os lo pongo fácil, sólo teneis que sacar un poco de tiempo para pasar en la cocina y ganas de sorprender a vuestra amada (o amado fataría más). Esta tarta va cargada de calorías así que tendreís que hacer un poco de ejercicio para que esos kilos no se enamores de vuestras cartucheras. 20 minutos de encuentro cuerpo a cuerpo con tu pareja y quemarás 150 calorías, asi que ya sabeís. Rocénse, besénse y achuchénse que eso es gratis y sienta a las mil maravillas.

Si lo pienso creo que no  conozco a nadie que no le guste el chocolate, así que el éxito está asegurado, además el chocolate es capaz de quitarnos las penas, de alegrarnos el corazón, la serotonina es responsable de ello. Para mi el chocolate es la perdición, menos mal que es uno de los pocos dulces que me gustan, pero cómo me gusta. Se puede decir que me gusta peligrosamente, pecar una y otra vez es fácil cuando la tentación la tienes en casa. Quízás debería dejar de comprar chocolate, me lo pensaré.

 TARTA DE CHOCOLATE AMARGO.

INGREDIENTES:

Masa brisa de cacao (enlace) podeís usar la normal comprada

200 gramos de nata para montar

200 gramos de chcolate 70% Lindt para repostería

90 gramos de mantequilla

70 gramos de leche entera

1 pizca de sal

2 0 3 cucharadas soperas de azucar

Cacao en polvo (sin azucar)

INSTRUCCÍONES:

Pomdremos la nata, el azucar y la pizca de sal en un cazo al fuego hasta que hierva. Por otro lado tendremos preparado en un cuenco el chocolate troceado y la mantequilla en dados, echaremos encima la nata con el azucar y la pizca de sal. Removeremos hasta que se deshaga todo el cchocolate, cuando se temple un poco añadiremos la leche, removeremos bien. Rellenaremos el molde qsobre la masa brisa horneada ya sea casera o comprada en el supermercado. Dejaremos templar a temperatura ambiente, taparemos con film transparente y meteremos al frigorífico toda la noche o al menos 6 horas.

 Espolvorearemos cacao en polvo con la ayuda de un colador sobre la tarta justo antes de consumir. Si lo vamos a echar con anterioridad primero rallaremos un poco de chocolate y luego encima espolvorearemos el cacao en polvo, asi lo aislaremos de la humedad que le pueda proporcionar el relleno de chocolate y no se humedecerá el cacao en polvo.

¡On egin!

San Valentín. El amor todavía no tiene impuesto.

2013 febrero 11
por Ainara López

Nunca he sido mucho de este tipo de celebraciones, mas por el tema consumista que por el tema romántico. No entiendo la gente que vive reñida con todo, ya sea Navidad, San Valentín o cualquier cosa que tenga tufillo a la masa popular. El que dice que celebra San Valentín sufre el peligro de ser criticado y señalado con el dedo. Hay gente que vive de una manera inquisitorial y piensa que todo es criticable, tiene que ser agotador vivir siempre en contra de todo.

El caso es que a San Valentín le pasa como a las Navidades, estas últimas de ser tienen que ser brillantes, doradas y excesivas. San Valentín tiene que ser dulce, rojo y romántico. Está claro que el amor nos debería acompañar todos los días pero tampoco está mal que un día al año se celebre tan bello sentimiento.

Otro tema es cómo se trata este día. Celebrar el amor no debería ser exclusivo del amor hacia una pareja debería enfocarse hacia el amor exclusivamente, sea cual sea la manera en la que se materialice. Bien sea el amor hacia una madre, hija, hermana, amigo o pareja. El tema material ya está en nuestras manos, por mucho que nos invadan a anuncios nadie te obliga a comprar nada. Poner unas velas en la mesa y mirar a tu pareja a los ojos no se paga con dinero, preparar algo con tus manitas o simplemente unas palabras bonitas serían perfectas para llegar al corazón de la persona que quieres.

Quizás en el mundo gris en el que vivimos poner una nota de color no nos viene mal y los que tengan dinero que compren que para eso lo tienen. Los demás vivámoslo como podamos. Achúchense, quiéranse, bésense porque todas estas cosas no tiene impuesto

La verdad es que no conozco a nadie que no le gusten los detalles o sentirse querido y los que dicen lo contrario es simplemente una fachada para quedar por encima de la masa popular, para sentirse diferente, especial o simplemente mejor. A mí  me gusta sentirme querida, me gustan las rosas rojas y  las palabras bonitas y lo que me gusta una mesa con velas. ¿Soy ñoña? Puede ser pero no me importa.

Así que disfruten del sentimiento más bello que existe, al amor mueve el mundo, amar y sentirse amado es seguramente una de las mejores cosas que te puedan pasare en la vida. Yo desde aquí quiero dedicar este post a mi compañero de viaje, llevamos casi 18 años juntos y sin él sé que la vida no sería tan bonita. ¡Quiéranse!

¡Te he pedido una caña!

2013 enero 25
por Ainara López

 

Todavía no somos conscientes del poder que tenemos los consumidores. No tenemos la cultura o costumbre de quejarnos o exigir lo que realmente hemos pedido, queremos o deberíamos recibir. En muchas ocasiones, la mayoría, es culpa nuestra por el hecho de que si nos quejáramos como debiéramos muchas de las cosas que nos ocurren como consumidores no pasarían.

Busco un símil futbolístico, hacer una observación al árbitro es tarjeta, claro está que si no la sacan seguramente se arremolinarán alrededor del colegiado jugadores cabreados ante las decisiones que creen que no son acertadas. Tarjeta al primero y se les quitarán las ganas. Esto es lo mismo, si no te sirven lo que has pedido no lo cojas, quéjate en el lugar y si no te solucionan el problema no vuelvas.

Lo vengo viendo hace un tiempo con la cerveza. Señores hosteleros una caña es una caña, un zurito es un zurito y el día que mi sed de cerveza es voraz un cañón es un peazo vaso de sidra hasta arriba de espumosa, fresca y rica cerveza. ¿Cuál es el problema? ¿Será que no nos explicamos bien cuándo decimos, quiero una caña? En la mayoría de los bares de mi querida Donostia no sabes que pedir porque se ha puesto de moda cambiar los nombres a las medidas de cerveza, me recuerda a la película Pagafantas que su protagonista nos decía que los miércoles son los nuevos viernes y los jueves los nuevos sábados. Ahora los zuritos son cañas y las cañas cañones, el caso es que si pido una caña quiero una caña.

Señores hosteleros tienen varias responsabilidades, una de ellas el desequilibrio mental que produce pedir una caña, dan ganas de decir: “Ponme una cerveza, la que te salga de…el cañero”. El peligro que conlleva ir de cañas porque claro ya que la has pagado te la bebes haciendo del hecho de irse de cañas una ingesta de cerveza muy por encima de las posibilidades de tu vejiga y tu hígado.

Nos hemos acostumbrado, vivimos apotronados y no nos damos cuenta de que ni nos dan pan cuando pedimos pan, ni tomates sino unas cosas rojas que parecen tomates pero no saben a nada y ni tan siquiera nos dan una caña cuando pedimos una caña. Yo me planto por el hecho de que te doy permiso para ponerme toda la cerveza que quieras cuándo te pida una caña pero cóbramela a precio de caña sino esto sería como ir a la pescadería comprar una mediana pequeña me pongas una gigante y que me la cobres a precio de merluza. Otro timo más en los tiempos que corren.

 

 

 

Día de San Sebastián, sociedades gastronómicas y recuerdos

2013 enero 18
por Ainara López

 

Muchas veces nos dicen que en el Euskadi pecamos de meter nuestra gastronomía en todas las actividades culturales, ya sean musicales, cinéfilas o como es el día de San Sebastián, tradicionales. Imagino que lo tenemos tan metido en nuestra cultura que es imposible separarlos. Así me pasa cuándo pienso qué significa el día de San Sebastián para mi.

El día de San Sebastián pasa por las sociedades gastronómicas, por ricos platos, brindis, hermandad y sobre todo tambores y emoción. Seguramente uno de los días más importantes para los donostiarras, empapado de emoción y en la mayoría de las ocasiones de lluvia. Nada echa atrás a todas las personas que no dejan que las 24 horas que dura éste día dejen de sonar a tambores.

Mi receta de Txangurro a la Donostiarra (enlace).

Para mi forma parte de mis recuerdos. El más emotivo es recordar a mi padre vestirse de cocinero para tocar el barril en la sociedad Atotxa-Erreka. Cenábamos en familia almejas a la marinera y angulas, cuándo las angulas no eran tan inalcanzables como ahora. Tengo fotogramas guardados en mi memoria, mi padre vestido de tamborrero mirándome sonriente, la cazuelita de barro con el tenedor de madera para comer las angulas y la pila de cáscaras de almejas amontonadas.

Imagino que la marcha de San Sebastián me emociona porque me recuerda a mi aita, imposible no emocionarse. Son recuerdos que me hacen trasladarme a un oasis de sentimientos, de esos que no me hubiera gustado dejar de vivirlos, de tener nuevos fotogramas de una vida en la cual él , mi aita, dejó de formar parte hace mucho tiempo, quizás demasiado. Así que le mejor plan para éste día es reunirse, compartir, disfrutar y a las doce en punto entonar bien alto el: “Bagera, gu ere bai, gu beti pozez, beti alai”.

 

 

Arias Cañete y los yogures caducados

2013 enero 11
por Ainara López

  

Me levanto todos los días y como animalito de costumbres que soy pongo las noticias en la radio mientras me tomo mi café. Hoy el titular era “Arias Cañete come yogures caducados”, iba acompañado de un: “Se tiran 8 millones de toneladas de comida al año”. Y el señor Cañete nos comenta que él tiene una cultura un tanto africana y viendo lo que se come por ahí no ve ningún tipo de problema en comerse un yogurt caducado.

Me he quedado pensando con mi café con leche sin caducar en la mano, pensando en si ésta es la manera de abordar un problema tan grave como es la desnutrición a causa de la crisis de nuestros pequeños ciudadanos. Así siguen dando la noticia: “Grecia vende alimentos caducados mas baratos”. Ésta es la hipocresía en la que vivimos, no hablamos de legislar a nivel europeo con el tema de caducidad y consumo preferente, nos limitamos a decir a la gente que se alimente mal. Además el señor Cañete se queda tan ancho diciendo: “Me he comido muchos yogures caducados y aquí estoy”. Lo que no nos cuenta es que en su dieta seguro que también forman parte alimentos tan básicos y necesarios como el aceite de oliva, las verduras,la fruta, la carne y el pescado, lo que no sabe el señor Cañete es que los problemas de los ciudadanos a los que no les llega para comer no pasa por comerse un yogurt caducado, pasa por poderse comprar ese yogurt.

Quizás lo que quiere este señor es que los ciudadanos se agolpen en los cierres de supermercados para poder buscar esos tesoros caducados en los contenedores de basura, ya que tan sólo el 20% de los alimentos caducados o a punto de caducar se dona a bancos de alimentos y comedores sociales. Quizás el señor Cañete debería informarse antes de hablar y saber que Europa está trabajando para poder aprovechar de una manera segura los alimentos haciendo tres tipos de calificativos, caducidad, limite de venta y consumo preferente.

La desinformación y la hipocresía es el escarnio de esta santa sociedad. “Échales pienso a los cerdos que tienen hambre”, eso es lo que imagino que dice este señor. Una actitud tan hipócrita como esos anuncios donde Pau Gasol nos decía que podíamos pedir las sobras de un restaurante para llevar, tan real como ver a un multimillonario decirnos cómo podemos aprovechar esos eurillos que nos hemos dejado en un restaurante. Y no digo que el seños Gasol tenga la culpa, todo pasa por saber que estaban pensando los publicistas de turno.

 El caso es que los discursos facilones y vacíos están de moda y calan en la sociedad más de lo que pensamos. Una servidora ha comido yogures caducados y seguramente algún producto más pero haciéndome responsable de lo que hago y no basándome en las palabras de un político de turno. Arias Cañete no se preocupe, que cada vez nos parecemos más a África y sino siempre nos quedará pensar que en Grecia se venden los productos caducados en los supermercados. Mejor mirar a paises que están peor que nosotros, en vez de mirar para mejorar miramos para consolarnos. Si comen ustedes yogures caducados que sea porque ustedes lo quieren así no porque un hipócrita ve en ello la solución a la desnutrición y la miseria de éste país.

¿Rosco o roscón? Casi siempre un impostor la mañana de Reyes

2013 enero 5
por Ainara López

Llevamos un tiempo indignados por causas varias. Parece que estamos todo el día crispados, como si todo nos molestara o lleváramos una mochila de piedras a la espalda. En cambio yo pienso que no nos quejamos de la manera correcta, no actuamos inteligentemente y eso es sólo culpa nuestra. Los consumidores tenemos un arma poderosa para ensalzar un algo auténtico o dejar que un fraude insípido campe a sus anchas entre nosotros.

Nos hemos acostumbrado a un mundo donde la vagancia hace que no seamos capaces de apreciar la calidad por encima de lo común o cercano. Una sociedad que se refleja en lo que consumimos; productos como una mantequilla en bote lista para untar o un sándwich de nocilla preparado dice mucho de nosotros. Y así pienso que esas hordas de roscones impostores se cuelan en nuestras casas la mañana de Reyes.

Fraudes como el del pan, los tomates o el aceite de oliva han dado paso a un fraude que se pasea más sibilinamente por el simple hecho de que el roscón o rosco se come una vez al año.

¿Roscón o rosco? Muchos no son dignos de ninguno de las dos opciones si no fuera por su precio. Bollos de leche decorados a precio de oro es lo que venden en la mayoría de las pastelerías Donostiarras. Si tu roscón no sabe a canela, naranja, limón y agua de azahar, si no tiene aroma ni textura te estarás comiendo un mal bollo de leche.

Es fácil echar la culpa a los pasteleros, que claro que la tienen, por poco serios y rigurosos, por hacer de un trabajo que debería ser un arte un proceso industrial donde prima el costo por encima de la calidad. Pero ¿dónde está nuestro criterio como consumidores?

 Esta última foto de mi receta de Roscón (enlace).

La cena de Nochevieja. Balance del año ¿con una copa de cerveza?

2012 diciembre 27
por Ainara López

 

El otro día leía que Antena3 y La Sexta iban a cambiar el cava por la cerveza en la celebración de las campanadas. Son esas noticias que pasan de puntillas por muchos hogares pero de las que a mi personalmente me hacen pensar. Imagino a los productores de cava, que ya de por si habrán tenido una campaña navideña bastante difícil ver como su producto dejar ser una de las señas de identidad de estas fiestas.

No imagino una Navidad sin una copa de cava para brindar. Una servidora que no es muy asidua al consumo alcohólico el año siempre lo empieza con una copa de cava o ,en aquellos tiempos en los que mi economía se lo podía permitir, un buen champán. Ya que nos ponemos austeros les voy a dar unas cuantas ideas a los directivos de estas cadenas; ¿por qué no dar las campanadas a la luz de las velas en protesta a la subida del 3% de las misma en Enero?, ¿por qué no darlas en camiseta y vaqueros en protesta a los que nos les llega para comprarse nada?, ¿por qué no se ahorran la gala de después que es de lo peor que puedes ver en televisión, ponen una película y lo que se han gastado en llevar a todas esas estrellas de renombre lo donan a un albergue o un comedor social? Y así podría seguir.

Antena3 y La Sexta brindan con Estrella Damm por el 2013

No me van las medias tintas y esta me parece una de ellas. Esto es como los supermercados que te cobran las bolsas pero te venden todo envuelto en bonito petróleo. No señores, ésta no es una manera de ilusionar, ni de nada, es simplemente una patochada mas. Patochada al nivel “brindar con cerveza que cuando vayamos a publi sacamos el cava”.

Debe haber un término medio entre lanzar las campanas al vuelo cual anuncio de Campofrío o ver como la decadencia y el pesimismo se materializan en forma de botellín de cerveza. Espero que al menos brinden con la cerveza en una bonita copa o viendo los tiempos que corren les deberían poner un vaso de plástico. Aunque claro, pensándolo bien, la marca de cerveza en cuestión habrá pagado un pastizal para que se vea  así que auguro una imagen de presentadores vestidos de gala con un botellín de cerveza en la mano. Que todo sea porque la marca en cuestión venda muchas cervezas y pueda mantener su empresa abierta, eso si que hoy en día es para brindar con champán.

El anuncio de Campofrío o cómo ver el vaso medio lleno.

2012 diciembre 18
por Ainara López

Hay veces que no sabes cómo acertar, imagino que es lo que les ha pasado a los publicistas que idearon el anuncio de Campofrío. A una servidora le ha gustado por la hartura que llevo encima de noticias tristes y pesimistas. Creo que es verdad que muchas veces la espesura del bosque no nos deja ver que allí arriba, a pesar de todo, hay un cielo azul. Con todo esto no quiero decir que haya que perder el norte y dejar de pensar en las cosas importantes. Pero también pienso que es más fácil dejarnos llevar por la corriente gris que intentar salir de ella.

En uno mismo lo podemos ver día a día, muchas veces no nos damos cuenta las cosas buenas y bonitas que hacemos. Mi año ha sido un tanto duro y muchos dias me levanto pensando que no se si cada vez aguanto menos a los demas o es que no me aguanto a mi misma.  Parece que tienes que recordar que quizás tu vida no sea mala como piensas sino que sólo te limitas a ver las zonas oscuras de tu ser.

Cuando ví éste anuncio por primera vez vi mi último año reflejado en él. Quizás mi vida podría ser mucho mejor pero también podría ser muchísimo peor. ¿Consuelo de tontos o amplitud de miras? Creo que debería ser la segunda opción. Peleo todos los días por mis sueños y creo que eso me hace más fuerte, tengo una alta autoestima porque tengo gente que me rodea que hace que esto sea asi. Rodearte de gente que cree en ti es el primer paso para ver ese cielo azul.

Esto es como cuando uno con pocos ingredientes tiene que preparar una cena a unos amigos que se han presentado por casualidad en casa. Abrir el frigo y pensar que vas a preparar algo grandioso seguro que ayuda más que presentar un plato con la cabeza gacha y casi pidiendo disculpas. La vida es una mesa llena de manjares, hay que intenar disfrutarla sin que se nos escape ningun sabroso momento, aprovechar cada instante como esos platos que sabes que una vez fríos no valen nada.

Me gusta la gente que se alegra del bien ajeno, me gusta la gente que empuja a los demás, me gusta la gente con amplitud de miras, que lucha, que se lo cree porque ése es el primer paso para mejorar. Que nadie os quite las ganas de luchar, que nadie os diga que no podeis, porque luchar está en nuestras manos y yo no voy a dejar de hacerlo. No permitiré que el bosque no me deje ver el cielo azul porque sé que esta ahí, no se ha ido sólo hay que estirar el cuello, levantar la cabeza y decir “Aqui estoy yo”.

Menús Navideños. El rojo para decorar y no para nuestras cuentas corrientes.

2012 diciembre 10
por Ainara López

Tenemos que cambiar el chip, eso está en nuestras manos. Quizás es cómo acostumbrar a un niño a comer chuches todos los días y quitárselas de golpe. La crueldad en forma de deliciosos manjares, quizás el agobio de no poder llenar nuestras mesas de mariscos e ibéricos éstas navidades sea mas grande que pensar cómo podemos agasajar a nuestros invitados sin que la cuenta nos suba hasta la estratosfera. Déjemos el rojo para decorar nuestras mesas y no nuestras cuentas corrientes.

No lo veo tan complicado, será que soy una persona que no me agobia el poder vivir por ecima de mis posibilides, éso lo dejo para la clase política. En ése aspecto la economía de mi casa siempre ha ido bastante bien, por eso me cuesta mucho creer el despilfarro al que han sometido a éste país políticos y banqueros, lo tienen fácil, siempre les queda echar la culpa a otro. No es tan dificil señores, sólo es mentalizarse de que el difrute no está reñido con la dichosa austeridad.

Hace unos días que ya he empezado a daros ideas ricas, vistosas y económicas, sólo espero que tomeis nota y no perdais el tiempo entre malabarismos haciendo de la cuesta de Enero la de Febrero, Marzo, Abril…

Hoy os voy a presentar un menú, voy a intentar que el coste por persona no llegue a 8/10 euros, por supuesto sin contar el alcohol, ése ya es otro tema y entiendo que para superar las Navidades muchos necesitamos tomarnos alguna copita que otra porque así todo se ve mas positivo y ameno. Podemos hacerlo, podemos conseguirlo, sólo necesitamos tener ganas de pasar un tiempo en la cocina, para mi no es ninguna tortura,es un disfrute y un gustazo. Además vamos a intentar prepara platos que los podamos tener mas o menos preparados con antelación y asi poder nosotros también disfrutar de las fiestas. Tomad nota, merece la pena.

ESPÁRRAGOS CON  VINAGRETA (enlace)

HOJALDRE DE SETAS, PARMESANO Y RÚCULA. (enlace)

SOPA DE MEJILLONES (enlace)

CARRILLERAS AL VINO TINTO CON PURÉ DE CASTAÑAS (enlace)

DULCES NAVIDEÑOS. (enlace)