top

¿Qué es una cooperativa de vivienda?

 

El objeto de las Cooperativas de Vivienda es promover viviendas para sus propios/as socios/as cooperativistas. Ser socio/a de una cooperativa de vivienda significa convertirse en promotor/a de las viviendas para posteriormente acceder a una de estas viviendas en propiedad o alquiler.

 

Por tanto, los/las socios/as actúan como empresarios/as tomando parte en la gestión de la empresa (cooperativa), arriesgando los fondos que aporten como participación en el capital social de la cooperativa y afrontando las posibles pérdidas o disfrutando los posibles beneficios económicos que genere la empresa.

 

La empresa (cooperativa), y consecuentemente sus dueños/as (socios/as), es responsable de la promoción tanto durante su construcción como en el periodo de responsabilidad que describe la  normativa (Ley de Ordenación de la Edificación 38/1999).

 

Gestión de las cooperativas

 

La Asamblea General es el máximo órgano de la cooperativa y consiste en la reunión de todos los socios/as. Debe celebrarse, como mínimo, una vez al año. Entre sus competencias está la aprobación de cuentas anuales, el descargo detallado de las gestiones realizadas a lo largo del ejercicio y las previsiones de futuro, la aprobación del calendario de pagos, la designación de los miembros del Consejo Rector...

 

El Consejo Rector es el órgano de gestión y representación de la cooperativa, compuesto por las personas designadas por la Asamblea General. Debe reunirse cada vez que haya de adoptarse algún acuerdo que afecte a la gestión de la Cooperativa: contratar (gestora, constructora...); realizar trámites jurídicos, económicos y, en su caso, administrativos... Todo ello manteniendo puntualmente informados a los socios.

 

La cooperativa, a través del Consejo Rector, puede contratar una gestora que se responsabilice de la gestión diaria y los trámites legales en materia jurídica, económica y administrativa. En cooperativas de vivienda es habitual que sociedades gestoras sean impulsoras de la constitución de la cooperativa. La gestora suele percibir como honorarios por sus servicios un porcentaje sobre los gastos totales incurridos por la cooperativa, habitualmente entre un 6 y un 15% en función de los servicios que ofrezca.

 

En caso de que la cooperativa desarrolle al mismo tiempo más de una promoción de vivienda debe dotar a cada una de ellas de autonomía de gestión (contabilidad separada...), celebrando Juntas Especiales por cada una de ellas en las que participarán los socios/as que la conforman adoptando acuerdos que afecten de manera individual a su promoción; acuerdos que tanto la Asamblea General como el Consejo Rector deben ratificar y respetar.

 

Una vez finalizada la promoción es habitual la disolución de la sociedad cooperativa. No obstante, la sociedad promotora junto al resto de los agentes intervinientes en la promoción de las viviendas debe responder, si así les corresponde, de los defectos constructivos que se manifiesten dentro de los plazos normativamente establecidos (10 años para defectos estructurales, 5 para aquellos que afecten a la habitabilidad y 1 año para defectos de acabado). Para hacer frente a estas posibles responsabilidades es conveniente que la cooperativa prevea mecanismos para, en su caso, responder a las reclamaciones tras la extinción de la sociedad (seguro…).

 

Derechos y obligaciones de los/las cooperativistas

 

Derechos

  • Elegir y ser elegidos para los cargos de los órganos de la Cooperativa
  • Participar, con voz y voto, en la Asamblea General
  • Solicitar la baja voluntaria en la Cooperativa, en cuyo caso ésta deberá proceder al reembolso de sus aportaciones en el momento en que otra persona se subrogue en su posición
  • Derecho de información:
    • Recibir copia de los Estatutos de la Cooperativa
    • Examinar el Libro Registro de Socios y el Libro de Actas de la Asamblea General
    • Solicitar al Consejo Rector copia certificada de los acuerdos adoptados en Asambleas Generales y el Consejo Rector cuando le afecten
    • A que se le muestre y aclare por los administradores –Consejo Rector...- tanto la situación económica de la Cooperativa como los contratos formalizados por ésta a estos efectos: contratos de la sociedad con la empresa constructora, con la gestora...
    • Examinar los documentos contables, sobre los que se deba deliberar en la Asamblea General y solicitar al Consejo Rector explicaciones y aclaraciones al respecto
    • Solicitar por escrito al Consejo Rector aclaraciones e informes sobre cualquier aspecto de la marcha de la Cooperativa
    • Límites del derecho de información. Los administradores sólo podrán denegar, motivadamente, la información cuando la solicitud resulte temeraria u obstruccionista, o el proporcionarla ponga en grave peligro los intereses legítimos de la Cooperativa

Obligaciones

  • Asistir con voz y voto en la Asamblea General y demás órganos a los que fuesen convocados
  • Cumplir los acuerdos válidamente adoptados por los órganos de gobierno
  • Participar en las actividades que constituyen el objeto social de la Cooperativa
  • Aceptar los cargos para los que fueran elegidos, salvo causa de excusa
  • Guardar secreto sobre actividades y datos de la Cooperativa cuando su divulgación pueda perjudicar los intereses sociales
  • Desembolsar sus aportaciones al Capital Social en las condiciones previstas; así como el resto de obligaciones económicas que se deriven del objeto social
  • Cumplir los demás deberes que resulten de los preceptos legales y estatutarios, así como de los acuerdos válidamente adoptados por los órganos de la Cooperativa

 

Régimen económico

 

Durante la promoción de las viviendas los/las socios/as desembolsan:

a) Aportaciones -obligatorias y voluntarias- al capital social. No son desgravables en el IRPF

b) Cantidades entregadas a cuenta para la adquisición de la vivienda. Tienen la calificación de inversión en vivienda y, por consiguiente, desgravan en el IRPF y la propia cooperativa debe remitir anualmente un certificado acreditativo de las cantidades desembolsadas durante el ejercicio anterior

 

Cooperativas de viviendas de protección oficial. ¿Qué son? ¿Cómo funcionan?

 

Una de las formas de acceder a vivienda de protección oficial (VPO) es participar en una cooperativa de vivienda. Este modo de acceso a vivienda tiene particularidades y es importante estar bien informado antes incorporarse a una cooperativa. Aquí encontrarás la información necesaria para participar con garantías en una cooperativa de vivienda protegida.

 

¿Cómo se adjudican las viviendas?

 

Ser socio/a da derecho a acceso a la vivienda en propiedad (compra), según dicten los estatutos de la cooperativa. Para cooperativas de vivienda de protección oficial hay un procedimiento regulado para determinar quiénes son socios/as y consecuentemente adjudicatarios/as de las viviendas.

 

Este procedimiento indica que se debe publicitar la apertura de un periodo de captación de socios/as no inferior a 20 días en el periódico de mayor difusión, en el Boletín Oficial del Territorio Histórico y en el tablón de anuncios del ayuntamiento. Están exentas únicamente las cooperativas promovidas por entidades sin ánimo de lucro, con más de 10 años de antigüedad y más de 500 socios/as, que deben publicitar la convocatoria por escrito entre sus socios/as.

 

Cualquier persona puede inscribirse para ser socio/a de la cooperativa. Si el número de inscritos/as supera el de viviendas la adjudicación se debe realizar por sorteo ante Notario generando la lista de adjudicatarios/as y lista de espera. Si por el contrario el número de socios fuese inferior a las viviendas deberá repetirse el procedimiento regulado de adjudicación hasta obtener el número adecuado. Los socios/as-promotores/as de la cooperativa pueden reservarse para sí un máximo del 10% de las viviendas. La asignación definitiva de las viviendas debe realizarse mediante sorteo pudiendo tenerse en cuenta la adecuación del tamaño de las viviendas al tamaño de las familias que las van a ocupar.

 

Todos los adjudicatarios, incluyendo los socios-promotores, deben cumplir todos los requisitos establecidos para poder ser beneficiarios de Viviendas de Protección (ingresos, residencia, carencia de vivienda…). El precio de compra de la vivienda no puede superar el precio máximo establecido para las VPO.


NOTA: Debido a que actualmente no existe una Federación de Cooperativas de Viviendas de Euskadi, es el letrado del CSCE-EKGK quien se encarga de las consultas relativas a Cooperativas de Viviendas.

 

 

 

 



 

top

Bai Euskarari